martes, 22 de junio de 2010


CENTRO MURGA
LOS PRIVILEGIADOS DEL PLATA
en  UN GUACHO A TRUCO



Contribución de Enrique Molina
Compilación y edición de Pupita La Mocuda


El marcado retroceso (aunque no desaparición) de la actividad de las agrupaciones porteñas en su manifestación pública coincide con la decadencia del festejo carnavalesco en la Ciudad de Buenos Aires. Su triste corolario es la anulación de los feriados de carnaval por parte de la última dictadura militar iniciada en 1976 y que aún no han sido repuestos. Sin embargo, la murga fluye en las entrañas de ciertos enclaves barriales que no la dejan morir.

Corre el año 1985 y ya  ha sido restituida la democracia en nuestro país.  Carlos Carella del Sindicato Argentino de Actores le propone a Enrique Molina contar la historia argentina a partir de un espectáculo basado en una barra de muchachos. Un tiempo más tarde él lo lleva a cabo desde un esquema muy particular: el de la murga porteña. Nace entonces Un Guacho al Truco, trama que une murga y teatro, punto de quiebre en el cual puede ya vislumbrarse lo que tan sólo unos pocos años más tarde tomaría bríos insospechados en la vida cultural porteña.

Filmada en video por integrantes de la agrupación estudiantil "La Walsh" de la carrera de Cine de la Facultad de Bellas Artes de la  Universidad Nacional de La Plata, este es el  registro en crudo de una de las funciones  del invierno de 1988 en el Teatro de dicha institución que Enrique Molina guardó en su archivo personal y que ahora generosa y gentilmente decide compartir en el Grupo Dale Murga y con todos quienes aman este género artístico popular.  En el valioso material que aquí presentamos, entre muchas otras personas que participaron en la obra, puede verse a su entrañable amigo y compañero, el Negro Paulino Andrada.








Daniel "Tano"  Fráncica, director de la murga Los Privilegiados del Plata bailando en una función en la "José Hernandez"con su ropa de Cometa, año 1988.


 


Día del estreno de Un Guacho al Truco en la "José Hernández": Enrique Molina, Daniel Fanego y Francisco Anania.


 

Paulino Andrada y Analía Antelo en la "José Hernández", estreno, año 1988



Enrique Molina, Francisco Anania y Carlos Carella







- ¿Cómo surge Un guacho al truco, Enrique? ¿Cuáles fueron sus objetivos? 


- Fue  un intento de unir en la acción a dos listas peronistas de la Asociación Argentina de Actores: la lista Verde que conducía Paco Fernández de Rosa y la Marrón, que tenía como referente a Carlos Carella. Yo militaba en la Marrón y Carella me sugirió hacer un espectáculo contando la historia argentina a través de una barra de muchachos de esquina. Propuse hacerlo desde una murga. Trabaje el texto con Francisco Anania y le propuse hacer “un chico” de truco en forma de payada. Trabajé con el elenco durante los cinco últimos meses de 1987  y en enero de 1988  llevé a los actores a los ensayos de Los Mocosos en Liniers para salir con ellos ese carnaval. Terminado el carnaval, en un par de meses terminé el montaje y estrenamos. Fueron alrededor de nueve meses de ensayos.




-  ¿En qué se inspira en cuanto a su estética? ¿En qué fuentes abreva? 

- Estéticamente el espectáculo es mestizo de circo criollo y teatro épico. La murga es un soporte ideal para contar y cantar historias épicas.  Hacia tiempo que fantaseaba con hacer algo en el escenario con estética de murga porteña y esa fue la oportunidad.

 - ¿Por qué elegís la murga como uno de sus componentes básicos para llevarla a cabo? ¿Cuál es la relación que vos ves entre la murga y el teatro?
-


- La murga, que es mestiza, tiene una característica compartida con el circo criollo, que a su vez refiere al teatro griego y que es el tratamiento del espacio, habilitando pista y escenario. El formato de la murga la asemeja al género del teatro de variedades, especialmente en lo que refiere al “escenario”. Lo que hago en Un guacho al truco  es forzar ese formato para contar una historia dramática que plantea un conflicto, lo desarrolla y resuelve.


- ¿Cómo buscaste los integrantes del espectáculo?

- Bueno, los  integrantes vinieron de tres vertientes militantes: actores de las dos listas, murguistas de Los Mocosos de Liniers, Los Xeneizes de la Boca y Los Cometas de Boedo y algunos militantes de la J P.
- ¿Cuándo, dónde y por cuánto tiempo ensayaron?


- Los lugares de ensayo fueron el local del Sindicato de Obreros Navales de la Avenida Patricios en Barracas, la Unidad Básica "La Boca con Perón - Circunscripción 4" y la Unidad Básica "José Hernández - Circunscripción 8" en La Rioja y San Juan, que fue el lugar del estreno. Hoy en ese lugar se encuentra la milonga “Grisel”.

- ¿Qué inserción tienen las mujeres en ella?




- El elenco estaba compuesto por varones y mujeres por partes iguales, siendo una novedad en ese momento lo de las mujeres, ya que la murga era un territorio casi exclusivamente masculino.




- ¿Cuántas veces presentaron la obra  y dónde lo hicieron?


- Entre 1988  y mediados de 1989 cumplimos con alrededor de setenta  presentaciones desde el teatro de la Facultad de Bellas Artes de La Plata pasando por clubes, asociaciones vecinales, campos de deportes, etcétera en la Provincia de Buenos Aires y Capital Federal. Recuerdo especialmente dos funciones inolvidables en los Hospitales Neuropsiquiátricos Melchor Romero y Open Door.



-  ¿Qué te dejó como experiencia Un guacho al truco?


- Para mí fue una experiencia inolvidable ya que encontré una forma de contar sobre la que aun hoy trabajo con pasión.




























14 comentarios:

  1. Muy lindo Enrique.
    pupita devolve las fotos.
    nunca faltan las alas del murguero en tus espacios.
    osvaldo battipaglia
    pugliese dandy

    ResponderEliminar
  2. Gracias Osvaldo,un gran abrazo!
    Enrique Molina

    ResponderEliminar
  3. excelente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! para cuando un encuentro como este?

    ResponderEliminar
  4. Grande Quique muy lindo y entretenido un abrazo. Diueguito de los fantoches

    ResponderEliminar
  5. Gracias Diego!!!
    Quique

    ResponderEliminar
  6. grande quique lo tuyo siempre sorprende. pablo cartero de los fantoches.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Pablo Fantoche!
    Quique

    ResponderEliminar
  8. Gracias Quique por hacernos recordar tan bellos momentos. Cuanta pasión que le pusimos, veo a mi hija Sol con sus dos añitos bailando y me emociona. Que placer haber trabajado con el Negro Paulino y con vos y con todo ese murgón!!!
    abrazo enorme
    Ricky Alanís

    ResponderEliminar
  9. Hola Ricky!!! qué bueno encontrarte por aquí después de tanto tiempo...realmente hicimos un buen trabajo y para mí fue un placer dirigirte,un abrazo grande.
    Enrique Molina

    ResponderEliminar
  10. muy bueno, se me pianto un lagrimon casi todo el tiempo desde que entraron hasta que salieron, saludos maxi - herederos del mate - resistencia - chaco

    ResponderEliminar
  11. Que hermoso laburo hiciste!!!!!!!!!!!!!, ser parte de él me hizo muy feliz y que orgullo me da. gracias molinex nos vemos La colo

    ResponderEliminar
  12. Qué grandes Los privilegiados!! Como a la Colo me hizo muy feliz compartir y ser parte de ese proyecto. Gracias a Quique por ese armado maravilloso y porque un día me empujó a bailar en el escenario con todos esos "negros peronistas y murgueros". Abrazos fuertes para todos los compañeros! La turca Nasra

    ResponderEliminar
  13. Q grande mi viejo!
    !!!!
    Maria di Cesare

    ResponderEliminar
  14. un placer disfrutar este material del que alguna vez fui parte el negro tito

    ResponderEliminar