miércoles, 31 de diciembre de 2008



CKICK AQUI PARA CONOCER TODO SOBRE CARNAVAL PORTEÑO VOLUMEN TRES

COMO SE HACE UN DISCO MURGUERO

Por Diego Robacio
[i] especial para Dale Murga

Compilación y edición por Pupita La Mocuda, a partir de comunicaciones enviadas e intercambios generados en el Grupo de Encuentro y Debate ¡Dale Murga!


I

Escribe Diego Robacio: “…Haciéndome eco de las palabras de Graciela “La Torda” Zavala del Centro Murga Los Pitucos de Villa del Parque y Devoto escribo para agradecer a l@s compañe@s de ¡Dale Murga! que se prendieron en darle difusión al disco murguero. En principio, porque me parece una linda idea para el foro comentar los "sueños" que tiene cada uno respecto de la murga y el carnaval.
[ii]
Quisiera contar que el sueño del disco murguero en realidad no es mío sino, en primera instancia, de Dani Buira de La Chilingay en segunda instancia de Miguel “El Pelado” del Centro Murga Los Verdes de Montserrat (en ese entonces presidente de M.U.R.G.A.S.) que fue quien primero le puso la oreja y juntos estuvieron masticando y tratando de concretara la idea desde principios del 2006. Ellos fueron los que delinearon el proyecto. Yo recién me sumé a fines de ese año, cuando en diciembre Buira tuvo más o menos en firme las puntas para producir el disco, que eran Sony, por un lado y la compañía productora de Alejandro Pont Lezica (que al final no formó parte pero sí estuvo presente en buena parte del mismo).
Yo empecé respondiendo unas consultas de Dani Buira sobre los distintos agrupamientos murgueros y cómo llegar a todos y después me metí hasta el caracú escribiendo las bases, la convocatoria, las gacetillas de prensa – estas tres cosas consensuando con Dani y Miguel – difundiendo, difundiendo, procesando los materiales recibidos… Y luego coordinando cuestiones de producción ejecutiva durante la grabación, trabajo en el que colaboré con Buira pues yo nunca lo había hecho y él sí sabe de estas cosas. La idea siempre fue que no saliera sólo un disco sino hacer una serie. Pero la verdad es que llegados a fines del 2007 no había muchas chances concretas de darle continuidad a la idea. Yo pienso que una buena idea si no tiene continuidad no da frutos, no deja huellas. Por eso, llamé a Miguel, primero, y a Dani, después, para ver como seguíamos para adelante. Desde Sony no había interés. Miguel trató de conseguir fondos pero no hubo suerte. Y entonces yo le metí para adelante con mis propios recursos: una plata que heredé por la venta de la parte de una propiedad de mi viejo recientemente fallecido; un préstamo que saqué en el banco donde trabajo y un par de préstamos de amigos y de mi vieja (colaboradora involuntaria). Y así fue que comenzamos a trabajar para el Volumen Dos, para el cual, aprovechando la experiencia adquirida con el Volumen Uno, me encargué (siempre con la ayuda, asesoramiento y datos que me daba Buira) de la producción ejecutiva, de la grabación y luego, gracias a la U. M. I. (Unión de Músicos Independientes) de la que me hice socio, pude encarar todo el tema de la fabricación del disco, derechos de autor, cuestiones legales… Al estudio Vía Creativa (Jimena Díaz Ferreira) agradezco que se encargara del diseño y también de la producción de la gráfica. Ni qué hablar que hay un montón de otra gente que ayudó para concretar este Volumen Dos: seleccionadores, amigos que me dieron contactos indispensables, laburantes varios… Están mencionados todos en los créditos del disco…”

II

“…Quisiera contarles ahora sobre algunos criterios que, por un lado, hacen que el disco murguero sea de gran calidad pero, por otro, hacen que sea caro en sus costos. En este caso voy con a referirme al tema del sonido. Como les contaba, el de la idea fue Dani Buira. Y fue también Dani Buira quien fijó los parámetros de calidad de la grabación, basándose en su propia experiencia con Los Piojos, Vicentico y La Chilinga. Su propuesta fue grabar a las murgas con la misma calidad que a cualquier grupo de rock de primera línea. Para ello hay que cuidar la calidad del estudio de grabación, de los técnicos,del estudio de mezcla y mastering, del ingeniero de mezcla y mastering, de la producción artística. En cuanto al estudio hay varias cosas que atender:
- El espacio físico de la sala de grabación (es importante sobre todo por la cámara natural que le da a los bombos), la sala de consola y en nuestro caso por ser grupos muy numerosos, el espacio físico de sala de estar.
- La calidad y cantidad de micrófonos disponibles, pues se usan diferentes tipos según cada instrumento, para voz solista o para tomar coros de ambiente.
- En el caso de las voces es importante también la cantidad de filtros "pop" que eliminan varios de los ruidos que uno hace al respirar y otras cosillas.
- La cantidad de auriculares para que cuando se graban coros todos puedan escuchar la pista base.
- La consola de operación y los diferentes procesadores de sonido (unos cuantos aparatejos adicionales a la amplificación).
- La calidad y el volumen de los parlantes de la sala de control para escuchar con la mayor fidelidad posible todos los detalles de lo que se está grabando.
- La nitidez de la imagen de la pantalla desde la cual se controla el programa Protool, pues a mayor definición del monitor se logra mayor precisión en el corte y pega de los tramos de grabación. - El rendimiento y velocidad de la computadora que opera el programa.
En cuanto a las personas que participan cada uno tiene su rol: - Los técnicos del estudio que conocen bien el material de la sala, cómo se usa y cuales son sus mañas. Varían de un estudio a otro pues forman parte del personal de los mismos.
- El técnico u operador de la consola de grabación y del Protool, es quien decide que micrófonos se usan para cada toma y cómo se disponen los músicos, instrumentos y micrófonos dentro de la sala. También es el encargado de cortar y pegar las tomas de grabación.
Nosotros lo tenemos a Amadeo, músico que trabaja profesionalmente de esto, ha participado en grabaciones en los mejores estudios de la ciudad y además opera sonido en vivo en el espacio de jazz Thelonius y para diversas bandas.
- Los productores artísticos que van orientando a los músicos, decidiendo qué se graba, en qué orden y cómo se va trabajando en las tomas, eligiendo cuáles son las partes de cada toma que van quedando para la grabación, optando por un primer balance entre los diferentes instrumentos yvoces. Están muy atentos y tienen gran capacidad de oído para detectar y corregir hasta los pequeños desafines, fallas en el ritmo, desacoples entre instrumentos y demás cuestiones ligadas a la musicalidad que no estén bien. En nuestro caso a falta de uno tenemos dos y de gran jerarquía como son Dani Buira y Juan Subirá (Bersuit).
- También tenemos un asistente de voces, Nano Campoliete, vocalista y músico de la banda de Ariel Prat y de Daniela Herrero. Este rol no es común en las grabaciones pero se consideró necesario para afirmar la cuestión de las voces, un terreno en el que muchos murgueros no están firmes y puede venir bien un apoyo.
- Para la mezcla y mastering se eligió a Walter Chacón y el Estudio Mundial (de Vicentico). Walter mezcla desde hace veinte años y por sus manos han pasado desde Vicentico y Los Cadillacs – de quienes además es el sonidista de toda su gira americana actual – hasta cantantes pop comerciales de venta masiva. La mezcla es una etapa casi tan importante como la grabación pues allí se fija el balance final del tema, qué plano y qué volumen tienen en cada momento las distintas voces e instrumentos. También es la última etapa en cuanto a correcciones, afinaciones y efectos. Todo esto implica una importante inversión de dinero, tanto las horas de estudio de grabación y las horas de estudio de mezcla y mastering, como las personas que desempeñan cada rol. Ciertamente, solemos conseguir descuentos en los estudios, y también los cumpas que participan nos cobran un precio amigo respecto de lo que cobran para otros trabajos, pero en ambos casos por ser lugares y personas de calidad los costos no dejan de ser altos.
Yo sé que se pueden hacer grabaciones con un estándar más bajo y obtener resultados decentes pero sé también que la mayor calidad técnica "se siente", se escucha. Y esto lo digo por haber realizado y escuchado tomas de diferentes estudios de grabación y mezcla. Si bien con un estudio modesto se puede llegar a escuchar bien, a cada suba de escalón de calidad en la técnica se nota también un peldaño hacia arriba en la calidad del sonido obtenido…”

III

“…Sigo adelante compartiendo algunas cuestiones de elecciones y costos del disco murguero. Ahora llega el turno de la gráfica. En este terreno sí hubo una decisión mía en cuanto a darle una vuelta de tuerca y apostar fuerteno sólo a cómo suena el disco sino también a como se ve,a que ya de entrada te gane por los ojos y genere una muy buena impresión antes de escucharlo. Como que la calidad de afuera te lleve a pensar que encontrarás calidad adentro. Y también, si se quiere, que de lindo nos dé orgullo, como decir: Es algo nuestro, cultura popular. ¡Miren: está buenísimo! También hubo una resolución de darle importancia a cada murga que participa. Esto llevó a varias elecciones. Por un lado, en cuanto a la parte creativa, a trabajar con Jimena Díaz Ferreira y su estudio Vía Creativa. Jimena es una genia que crea unas tapas increíbles y muy originales. A ella llegué gracias a Dani Buira, que la conoce de Los Piojos y La Chilinga ya que hace el arte de los discos de ambos grupos. Esto, desde el vamos, implicaba hacer una tapa diferente a la cajita normal, no ya de plástico como fue el Volumen Uno o de cartón – digipack – sino también que saliera de dicho formato. Optar por esto multiplica los costos; son trabajos especiales con otras dimensiones y otro corte. También usamos papeles especiales (en el caso de la lentejuela del Volumen Dos) o tintas especiales (en la tapa del Volumen Tres para resaltar algunos detalles).
La otra decisión – referida a resaltar a cada murga – fue darle una carilla a cada una para que se reflejen sus colores: desde unas líneas para que cada una cuente algo sobre sí misma,un fragmento de la letra, su fotolog o página web para los que quieran saber más y una direccióin de email para que se las pueda contactar hasta detallar los nombres de todas las personas que participan por cada agrupación. Esto implica una mayor cantidad de páginas del librito pues para dar un ejemplo, en el Volumen Dos hubo que hacer lugar para ciento cincuenta nombres y apellidos ( muchísimos más que los diez o quince que aparecen en cualquier disco común)con lo que terminan siendo necesarias una gran cantidad de páginas y cada una con su diseño particular. Todo ello aumenta el costo. Para que tengan una idea, cada ejemplar de la tapa/librito de Carnaval Porteño Volumen Tres tiene un costo de imprenta de $ 4.50 + I.V.A. A ello hay que agregarle el costo del diseño que, como con los de sonido, es un precio amigo pero de un estudio profesional de primera calidad. Además, para poder ponerlo en circulación en los kioscos de diarios hay que agregarle un robakiosco que tiene un costo de impresión de $ 0.73 + I.V.A. y un embolsado que es otro gasto más. En en este rubro de la gráfica no quisiera olvidarme de mencionar a Gastón del estudio Vía Creativa, quien, por haber salido varios años en una murga de Villa Crespo, fue clave para tener alguien de adentro que conoce bien el género. Ni de nuestro fotógrafo Luciano, ex bombista del Centro Murga Los Cachafaces de colegiales, que es otro compañero miembro clave del equipo…”

IV

“… En esta cuarta parte debo referirme a los costos de la comida y los viáticos, prensa y fabricación del C.D. Lo de la comida es realmente salado ya que somos – para cada sesión – un grupo muy numeroso. La mayoría la mayoría de las veces veinte o más personas entre los murgueros y todo el equipo. Como la mayoría de las grabaciones se hacen de noche y llevan varias horas tenemos que abastecer un tentempie para todos, ya sea sandwich, empanadas o pizza. A esto le agregamos las bebidas (gaseosas) y bizcochos pa’l mate (a los grupos chicos que graban más temprano). Ustedes saben cuánto sale un buen sándwich – ¡aguante El Salteño de Almagro! – una empanada o una pizza; cuánto cuesta una Coca o una 7 Up… Multiplíquenlo por la cantidad de personas y se darán cuenta que es una cuenta abultada por cada noche. En el caso de los viáticos por traslado hay que decir que, desde el Volumen Uno – que al grabarse en Parque Leloir exigía un micro por noche – los gastos de este rubro bajaron gracias a grabar en un estudio más céntrico y a la colaboración de las propias murgas que en varios casos llegaron por sus propios medios, sobre todo en este Volumen Tres. Igual hubo gastos porque no todos tienen una combi o un auto a mano; hay que pagar un flete para los bombos o para un contrabajo; taxis o remises para murgueros que vienen de lejos (averigüen cuanto sale llegar a Almagro desde Hurlingham y después me cuentan) o en el caso del Volumen Dos en que para grupos grandes como Los Linyeras o Los Descontrolados se necesitaban micros.
Otra elección personal mía a partir del Volumen Dos fue contratar prensa profesional, es decir alguien que trabaja y vive de eso permanentemente y que habitualmente hace prensa para lanzamientos discográficos; siempre también buscando que fueran afines a lo que hacemos. Esto es así porque si bien sé que los discos son en primera instancia disfrutados por los propios murgueros, nuestra intención es que cada vez más personas ajenas a nuestro mundo murguero escuchen murga porteña.
Otro costo a tener en cuenta es el pago de S.A.D.A.I.C., cuestión que hago por todos los discos que fabricamos y no por el mínimo permitido como es habitual. Es un tema de respeto a los autores de las canciones originales que las murgas usamos. Después están los costos de fabricación del C.D, que se hace de manera industrial, fabricando primero una matriz a partir de la cual se generan los discos (otraopción de menor calidad que no usamos es copiarlo como cuando ustedes queman un C.D. en la computadora); el estuchado (poner el disco en la tapa); el termosellado (poner el film que recubre la tapa/librito); el embolsado para los kioscos. Cada una de estas cosas tiene un precio que no es tan caro en comparación con el de la gráfica (sale mucho más el librito que el C.D.). Hay que contemplar también que las murgas deben recibir regalías por su participación. Estas habitualmente son proporcionales a las ventas de los discos. En el Volumen Uno, por problemas legales, no se pudieron cobrar. Tiene que ver con que la mayoría de las murgas no tenemos personería jurídica y Sony por ser una gran compañía la hizo complicada. En el Volumen Dos, el arreglo de las regalías fue pagarlas en una cantidad de discos para cada murga, proporcional a la cantidad de discos fabricados en vez de calcularlas sobre discos efectivamente vendidos como hacen los sellos discográficos. Como son muchas murgas, se diluye un poco visto individualmente, pero si sumamos lo que se le entrega a todas (mirándolas como si fueran un solo grupo) es una cantidad considerable, más teniendo en cuenta que no debieron costear ningún gasto de la grabación y que el proyecto es enormemente deficitario. También cabe resaltar que estas regalías se pagaron independientemente de que las ventas fueron mucho menores a la cantidad fabricada. Y por último están los costos financieros ya que para hacer tanto el Volumen Dos como el Volumen Tres tuve que sacar préstamos bancarios y dado que los bancos no son instituciones de caridad ni de promoción cultural, te cobran intereses. Casi me olvido… A eso que ageagarle la cuestión impositiva; hay que inscribirse en Rentas de la Ciudad de Buenos Aires y en la A.F.I.P. como monotributista y pagar todos los meses tanto el monotributo como el régimen simplificado d la Ciudad de Buenos Aires…”



Interludio


Expresa Mariano del Centro Murga Los Auténticos Rayados de Lugano: “Lamentablemente por ser nosotros tan colgados nunca participamos del disco. Tanto que ni siquiera presentamos los demos, un desastre. Pero sí, varios de nuestros murgueros tienen tanto el Volumen Uno como el Volumen Dos, ¡todos originales eh! Y por lo tanto queremos felicitar a diego por todo el laburo realizado…”

Héctor Cicero del Centro Murga Los Viciosos de Almagro escribe: “…No estoy de acuerdo con que se pague de tu bolsillo la comida para las murgas que graban. A los técnicos que trabajan con vos en la edición y armado del C.D. me parece perfecto pero a todoslos que van a grabar, no. De última, graban y después se van a comer al Salteño. ¡Qué lugar, papá! Por otra parte, si no estuvieras vos con el compilado de murgas no existiría registro alguno (salvo los independientes que realizamos cada uno). Es por eso que todos los que somos elegidos por el Diego y su grupo para grabar un tema en el C.D. de murgas, no deberiamos aceptar que nos pague la comida y el viático. Esta es mi humilde opinión. Gracias nuevamente por tu emprendimiento con las murgas…”

Jorge Monzón del Centro Murga Los Chiflados de Almagro señala: “…No puedo creer que vos te hagas cargo de la comida y de los viáticos de la gente de las murgas que van a grabar; tendría que ser al revés. Ellos tendrían que llevarlos o invitarlos a comer. Desde mi humilde opinión, sería un orgullo participar de un emprendimiento como el que vos realizás y con tanto esfuerzo…”

Graciela “La Torda” Zavala del Centro Murga Los Pitucos de Villa del Parque y Devoto comenta: “…Sigo con suma atención todo lo relacionado al disco murguero. Ya sabés que este proyecto me entusiasma mucho, pero mucho… Una duda… Decime, ¿cómo ves vos el tema de la autoría delas canciones? Yo por mi parte veo la autoria de las canciones murgueras como un hecho colectivo de cada murga. Me gusta tomarlo así. Independientemente de que haya un grupo más pequeño de personas que trabajen la canción en sí, la previa donde se elige el tema, la música que se usará, el estilo es algo definido por todos... Luego, será un grupo o como cada murga lo llame, quien efectivamente logre la canción completa. A veces se da que es un murguero el que hace todo solo, es verdad. Pero son excepciones… Entonces te pregunto, ¿es necesario que los autores o el autor sea una persona con nombre y apellido o puede figurar el nombre de la murga directamente o ¡qué se yo!, digamos, Comisión Escenario de la Murga “Fulanita”, por ejemplo? Me interesa este punto… ¿Tenés algo pensado?
Responde Diego Robacio: “Al Melli, Héctor, se le agradece: Los Viciosos de hecho aportaron para la comida en el Volumen Dos; pero esto de que la producción se haga cargo de las cosas tiene sentido por cómo surgió el proyecto y cómo se hace en lo artístico. Prometo más adelante volver al tema…
A Mariano y Los Rayados, gracias ¡aguante el original! Siempre pienso, ¿cuántos se lo habrán copiado? Ojo, yo pienso que si alguien no tiene guita, avanti con la copiatina, pero en el caso de las producciones independientes (esta o la de cualquier tipo de música) si a vos te gusta, está accesible y tenés la plata, comprá original porque es la única manera que hay para poder seguir haciendo discos.
Graciela, no tengo exactamente una respuesta sino más bien un comentario por el lado legal y algunas divagaciones. Sobre la autoría tanto de la letra como de la música, uno de los aspectos pasa por la propiedad intelectual y los derechos de autor. Allí se entiende por autor a quien pone las palabras y las notas concretas porque más allá de la idea general o la elección del tema, que son importantes, o el intercambio de ideas sobre los contenidos, son las palabras y las notas concretas lo que hacen que una canción sea lo que es. Sobre casi cualquier tema que se les ocurra (ni qué hablar en la murga, sobre todo, por ejemplo, los homenajes al carnaval, la murga, los bombos, el baile, el sentimiento murguero) hay miles de canciones escritas y lo que las diferencias son esas palabras, ritmos y melodías concretos que cada una tiene. Por supuesto que hay mecanismos de composición colectivos en los que la escritura de la letra y de la música se comparte entre varias personas y la autoria será del conjunto de las personas que intervinieron. También hay casos en que sobre una obra terminada o casi, una persona sugiere un retoque en la letra o en la música; estas pequeñas contribuciones habitualmente no se incluyen como autoría. Al igual que con los arreglos musicales y corales, se suele aclarar quien los hace pero sin que ello constituya autoría del tema. También puede dase el caso de autores que para compartir los derechos de autor con sus compañeros de banda los anoten a nombre de todos. Esos son acuerdos internos de la banda siempre con la iniciativa del autor por supuesto. Nadie le puede imponer a otro que un tema que el escribió o compuso, por decreto pasó a ser escrito o compuesto por todos pues sería un avasallamiento. En el caso de las murgas, la mayoría no tiene entidad jurídica y por lo tanto tampoco podría proteger la propiedad intelectual de sus temas a su nombre como sí puede una persona física o un grupo de personas pero con cada una identificada individualmente. El derecho de autor es un tema jurídico legal con una copiosa legislación. Yo no soy experto ni abogado así que no me tomen esto como Palabra Santa. Lo que sé lo aprendí gracias a las charlas de la Unión de Músicos Independientes, a la que conocí por los Presidente Chamuyo. Me asocié e invito a todos los músicos a asociarse porque es muy piola.
La Página Web es
www.umiargentina.com.ar
Esto un poco en cuanto a los derechos de propiedad intelectual.
En cuanto lo económico el derecho de autor en el caso de las murgas, de momento no tiene mucha relevancia por dos motivos:1- la mayoría de los temas son sobre melodías ajenas (temas populares de otros autores) y la legislación de S.A.D.A.I.C. establece que el 100 % de los derechos autorales corresponde a los autores de la letra y música original y no le corresponde nada a la persona que haya modificado o reemplazado totalmente la letra. (Solamente tengo dudas de qué pasa si el tema original es instrumental y se le agrega letra). Incluso de hecho para editarlos hay que pedirles permiso.
2- En el caso de temas de letra y música original murguera,los autores murgueros no suelen estar asociados a S.A.D.A.I.C. ni registrar allí sus canciones. Pero, además, los mecanismos de recaudación se basan en la cantidad de discos editados, la difusión por radio y cuando los grupos tocan en vivo el tema.Otra cuestión: si el tema tiene difusión y los medios no las declaran en una planilla individualizando el nombre de tema tampoco ligas nada. Lo mismo ocurre si lo tocás en vivo y el grupo no pasa planilla a S.A.D.A.I.C. Tampoco se cobra. Después en cuanto a considerar que una canción es de la murga en forma colectiva más allá de todas mis disquisiciones sobre propiedad intelectual y derechos económicos, por supuesto que sucede. De hecho con el paso de los años pocos recuerdan quien escribió la letra. Simplemente la cantan como canción de la murga. Tampoco saben de qué tema vino la melodía. Pasa a ser un poco anónima. Por el contrario, también está muy claro el papel de letristas como Mingo Romano que va con sus críticas de murga en murga y es evidente que son suyas más allá que en un momento las cantara con Los Reyes del Movimiento o ahora con Los Fantoches. También hay letristas que componen para varias murgas y les van dando canciones específicas a una o a otra.

V

“…Sobre el tema de viáticos y comidas en el disco murguero me parece apropiada la metáfora futbolera: uno deja todo en la cancha, pone huevo y corazón, transpira la camiseta, no sé guarda nada... Pero eso no quiere decir que uno juegue bien. Por ahí le errás en los pases, te ubicás mal en la cancha, atacás por donde hay más defensores, tirás el centro a la olla en vez de abrir por las puntas y mandar el centro atrás. Como ya les contaba, las condiciones de laburo del disco en su mayoría las fijó Dani Buira en base a cómo trabaja cuando graba cualquier disco de un grupo musical profesional con un contrato con una discográfica.
[iii] Así que no es cuestión imputable a las murgas que participaron. Como les comentaba, uno deja alma y vida pero lejos esta de hacer todo bien. Las tres veces la elección de las murgas que graban terminó muy sobre la fecha en que se inició la grabación. Y por eso no hubo tiempo de hacer una buena reunión con las murgasparticipantes y compartir con ellas el cómo y el por qué del proyecto. Lo mismo puede decirse del después. Tras el Volumen Uno no tuvimos ningún manejo sobre el disco porque estaba en manos de Sony. (Todos los participantes de hecho lo tuvimos que ir a comprar al kiosco de diarios como cualquier hijo de vecino). Y tras el Volumen Dos, con todo el laburo que llevo grabar, editar, garpar y lanzar el C.D. yo quedé muerto y no sé hizo nada para darle continuidad al disco durante el año. La idea es cambiar la mano después del Volumen Tres y antes del Volumen Cuatro. Nada de esto es responsabilidad de las murgas participantes sino de la producción. Si me decís que por ahí no todas estuvieron pila en la difusión y venta del disco, ahí sí puede ser. Aunque hubo un poco de todo: desde las que se movieron mucho como Prisioneros del Delirio y Linyeras de la Boca hasta las que se movieron menos pasando por todos los grados posibles intermedios. ¡Qué se yo! Pienso que por ahí podrian haber puesto más energía en que todo el mundo se entere pero no quiero generalizar. Además, para todos es una situación nueva. Ni yo mismo ni las murgas participantes estamos acostumbrados a ofrecer o promocionar lo que hacemos y no siempre estamos cómodos o tenemos cancha para este aspecto. Lo que tiene es que la canción murguera grabada por las propias murgas al ser algo relativamente nuevo – sin por esto dejar de reconocer a los que abrieron camino como Quitapenas y otras murgas – necesita mucho de la difusión boca a boca, hacerlo conocer, hacerlo escuchar… Y me da la impresión de que eso no sucedió. Y como estas, hay otras cosas del disco murguero que a mí mismo me parece que no estamos haciendo del todo bien y esperamos ir corrigiendo…”

VI

En este tramo final voy a contarles sobre la inversión que significa realizar el disco murguero, que inicio con un paréntesis para hablar de su precio de venta. El disco murguero tiene un precio de venta económico y esto no es casualidad sino que es una decisión intencional. Pienso que un producto de cultura popular debe tener un precio popular, lo más accesible posible. En este sentido, por más que los costos del disco son mayores a los de una edición de sello discográfico mediano o grande (Sony, DBN), por una cuestión de cantidad fabricada – es una tirada chica y a mayor cantidadhay menor costo unitario – y porque disco anual – si uno hace discos todos los meses todo el mundo te baja los precios – su valor de venta al público es hasta un 50 % más barato, sale la mitad que otros discos. Pues al lanzamiento, un disco habitualmente sale con precio de venta de $ 30 a $ 35. En cambio el disco murguero, comprándolo a través de las murgas, de la web o de La Casa de las Murgas, se adquiere por $ 15 (de los cuales $ 10 son los que se recuperan para la producción) o en los kioscos a $ 20 (de los cuales son $ 10 los que se recuperan para la producción; los otros $ 10 se dividen entre el distribuidor y el kiosquero; algo similar pero con mayores márgenes sucede en las disquerías). Por otra parte, el costo total de grabar, editar y comercializar el disco murguero, para el Volumen Tres estaría siendo de unos $ 47.000 para editar unos 2.500 ejemplares. Como todavía tengo que pagar varios gastos, no tengo la cifra exacta pero sumando todos los itéms que les fui relatando va andar por ahí. Para el volumen 2 los costos fueron de unos $ 50.000 pero para fabricar 5.000 ejemplares. Lo que pasa que – inflación mediante – los precios de algunas cosas se fueron al demonio de un año para el otro. También influye la escala porque al ser menos cantidad subió el costo por unidad.
Ahora bien, ¿de dónde sale toda esta plata? Básicamente de mi bolsillo. Para el Volumen Tres cuento con:
1 - lo que se recuperó por venta de discos del Volumen Dos2- lo que ahorré hasta septiembre (suprimí las vacaciones por ejemplo) e ingresos extras como aguinaldos y gratificaciones3- un préstamo bancario de $ 19.000
4- la plata que me están aguantando cumpas que trabajaron para el disco. Tengo la suerte de laburar hace muchos años en un banco y si bien sigo siendo un Pinche Auxiliar Administrativo Categoría Cero, los sueldos del sector son mejores que en otras empresas y además me dan los préstamos sin preguntar para que voy a usar la plata. Para el Volumen Dos conté como aporte extraordinario con una guita de herencia de mi viejo que murió un año atrás, más la ayuda de algún amigo y mi vieja que me arrimaron unos mangos. ¿Cuánto se recupera? En el caso del Volumen Dos tenía expectativas que resultaron ser falsas y por mucho; fue un grosero error de cálculo (como excusa aclaro que no tenemos ninguna idea de que paso con las ventas del Volument Uno) por lo cual se recuperó hasta ahora alrededor de un 20 % de lo gastado. Para el Volumen Tres ya puedo tener una base fundada para calcular. Fabricaremos unos 2.500 discos, de los cuales unos 500 no significan ningún ingreso para la producción (300 irían para regalías de las murgas y 200 para prensa y difusión) con lo cual, en el mejor de los casos, si se vendieran la totalidad de los 2.000 discos restantes se podría recuperar cerca de un 50 % de la inversión dando como resultado una pérdida estimada de entre $20.000 o $25.000. Como verán, las pérdidas son enormes. Por eso me da terror cuando algunos amigos hacen la broma de que me estoy llenado de plata con el disco murguero u otro me dice en joda que lo hago para ganar dinero. ¡¡¡¡No lo digan ni en chiste!!!!
Y quisiera retomar la observación de Osvaldo ("…el precio no es el problema…") como un buen disparador para contar algunas cosas más.
[iv] Hay cuatro variantes que juegan para que el disco murguero pueda ser sustentable o por el contrario deficitario:
1- el costo de hacer el disco en todos sus aspectos.2- el precio de venta mayorista, que es lo que recibe la producción por cada disco vendido
3- la cantidad de discos vendidos
4- generar otras fuentes de ingresos para el proyecto que no sean las ventas del disco, ya sea subsidios u otra manera que se nos ocurra, que hasta ahora no las hubo. Entonces, para que los números del disco murguero cierren sin déficit debería bajarse sus costos y/o subir su precio de venta y/o multiplicar la cantidad de discos vendidos y/o conseguir otros fondos vía subsidio u otra cosa que se nos ocurra. En todo esto de hacer del disco murguero un proyecto sustentable se juegan cuestiones de difusión, distribución, comercialización, piratería, comunicación y de mis propios errores por ignorancia o falta de capacidad sobre donde hay que mejorar o buscarle la vuelta. Quizás también haya que replantearse algunos criterios en los costos o en losprecios pero más allá de los problemas a resolver espero que el proyecto del disco murguero anual siga adelante ya sea con mi participación o la de cualquier otra persona que le pueda dar la continuidad que necesita.
No veo a esta serie de discos como un proyecto del que soy dueño (ni siquiera es una idea mía como ya les conté) sino como una buena iniciativa que tiene que ver con el conjunto de nuestro género murguero.
[v]

-----------------------------------------

[i] Creador de la Agenda Murguera y Afines, www.agendamurguera.com.ar, integrante del Centro Murga Gambeteando el Empedrado y coordinador de los tres volúmenes del Disco Carnaval Porteño.
[ii] Graciela “La Torda” Zavala del Centro Murga Los Pitucos de Villa del Parque y Devoto había escrito: “…Admiro muchísimo este proyecto que soñaste y lograste. Hace rato que quiero conocerte porque es un proyecto que, no sé muy bien por qué, me ha fascinado desde el Volumen Uno. Propongo que regalemos en estas Fiestas y en todos los cumples que tengamos este C.D. Es un regalo hermosísimo para cualquier persona independientemente de que sea o no murguero. Y ya mismo inicio la cruzada de difusión intensiva. No sabía que aun la venta del Volumen Dos ni había dado todos los frutos que debería dar. No lo sabía… ¡¡¡Disco murguero, allá vamos!!!”
[iii] Al respecto, acota Héctor Cicero: “Según tus comentarios, las condiciones son para un grupo musical profesional que está grabando con un contrato con una discográfica. Pero no nos consideramos músicos profesionales, nada más que murgueros de la vida y sabemos todos que no sos una discográfica, sino un simple loco que le pidió plata prestada a todo el mundo incluidos los bancos para poder cumplir un sueño que es el tuyo y el de muchos miles de murgueros. Es por eso que nosotros tendríamos que invitarte a cenar cuando nos llevás a grabar un tema para un CD de murgas que va a salir a la calle y quedará en la historia del carnaval porteño…”
Y señala Jorge Monzón: “Buenísima la metáfora futbolera, Diego. Y muy buena tu definición, Hector. Claro que tiene que ser así como vos decís…”
[iv] Osvaldo Battipaglia de Los Dandys de Boedo había sostenido: “…Diego, todo bien lo que decís pero yo creo que el error no es el precio…”
[v] Agrega Héctor Cicero: “… Seguramente es más barato el disco de una murga sola que un compilado. (…) Gracias, Dieguín, por ser el Papá Noel de todos los murgueros con los regalos que venís haciendo en estos últimos tres años, porque el Volumen Uno para mí fue obra tuya también…”


1 comentario:

  1. grande diego¡¡¡ para mi siempre vas a ser un gambeta

    ResponderEliminar